Los Weinsteins le han hecho cambiar a el poster de su película We. A los duques de Windsor les han puesto besandose en bañador. Hay mucho dinero en juego.