MADONNA GANA EL JUICIO DE "VOGUE"

ha ganado una demanda de derechos de autor en relación a su canción “Vogue” en la que el demandante alegó que un productor había copiado una fracción de segundo de un arreglo de metal de una canción anterior y la había utilizado en su éxito de 1990.

Un tribunal de apelaciones de Estados Unidos dictaminó ayer que un  público general no reconocería el fragmento de 0,23 segundos fragmento de “Vogue” como procedente de la canción “Ooh, I Love It (Love Break)” de la Salsoul Orchestra. El demandante, VMG Salsoul LLC, propietario de los derechos de autor de la canción, no ha hecho de momento ninguna clase de comentarios.

La cuestión es que Shep Pettibone, uno de los productores de “Vogue”, también grabó “Love Break” a principios de los años 80. VMG Salsoul ha alegado que Pettibone sampleó el “golpe de metal” de la obra anterior y lo añadió a “Vogue”.

MADONNA GANA EL JUICIO DE "VOGUE"

Metal sobre metal. Como en el caso KraftwerkMoses Pelham, donde el rapero ha ganado al grupo alemán acusado de utilizar una secuencia de 2 segundos de batería de la canción “Metal On Metal”. Del mismo modo, aquí se exime al sampleador. Pero a diferencia del de Madonna, en este caso pierde el poderoso (Ralf Hutter).

De los tres jueces de la corte de apelación, fallaron dos a favor y uno en contra de Madonna, Pettibone y otros acusados, incluyendo Warner Bros Records.

El juez discrepante, Barry Silverman, dijo que incluso un pequeño sample utilizado sin licencia constituye una violación.

De momento los sampleadores se salen con la suya, pero lo cierto es que, en caso de robo, ellos son los ladrones.