MADONNA: DE LA APARATOSA CAÍDA AL ENREDO EN SU PROPIO VELO

MADONNA: DE LA APARATOSA CAÍDA AL ENREDO EN SU PROPIO VELO

 

Otra más de , que parece empeñada en que los años no pasan y quizá debiera cambiar un poco un show que parece más propio de una veinteañera que de una mujer de 57 años.

Otro tropiezo en escena, justo un año después de su monumental trompazo en la gala de los premios Brit de 2015. Afortunadamente en esta ocasión sólo se trató de un «enredo», enredo con su propio velo, en el Arena de Bangkok, Tailandia, este martes.

cantaba «Material Girl» cuando quedó atrapada en su velo, mientras sus bailarines trataban de tirar de el sobre su cabeza. Pero no, el velo se resistía. Escena con un punto cómico, si no resultase un poco triste.

 

None animated GIF

 

Su tropiezo escaleras abajo de hace un año, con espaldarazo de órdago contra el suelo, se debió a su propio empecinamiento en querer para su capa un lazo en lugar del gancho original para quitarse con mayor comodidad la capa. Así lo dijo el propio diseñador de la prenda, Giorgio Armani. Si hubiera atendido a razones (menos estética y más realidad) no le hubiera pasado.

Hay que decir que su reacción en aquellos premios fue de auténtica profesional. Se levantó del tirón, tiesa como un palo, y continuó su actuación, pero a nadie le gustó, ni a los que no somos seguidores suyos ni a sus propios fans. Pudo haber salido en camilla del escenario, pudo haberse hecho mucho daño.

 

MADONNA: DE LA APARATOSA CAÍDA AL ENREDO EN SU PROPIO VELO

 

en los últimos tiempos comparece tarde a algunos de sus conciertos, en algunas ocasiones de una a tres horas, y se permite el lujo de insultar al personal que la sustenta y que ha pagado un dineral por ir a verla. Recientemente, en un concierto en Kentucky, se comentó que salió al escenario con claros signos de ir medio «trompa», aunque ella lo desmintió.

De momento la cantante no ha hecho ninguna declaración sobre el incidente. Incluso algunos medios de comunicación han comentado si el aparente tropiezo no pudiera tratarse simplemente de una artimaña propia del espectáculo. Mejor que no, a no ser que pretenda ofrecer un show a base de fallos, lo cual resultaría bastante grotesco.

, un «corazón rebelde» lleno de ataduras, porque ella así lo quiere.

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.