Portada de su duocécimo segungo album. El primero sin Warner y con Live Nation de parapeto

Me han preguntado en la radio que es lo que me parecía el primer single del nuevo álbum de Madonna. Y lo he hecho con una pregunta: ¿Quieres saber mi verdadera opinión o que te cuente un solución política?.

No, no, por favor, dime tu verdad. Pues, vale: Creía que estaba escuchando la nueva canción de Paulina Rubio o Nena daconte.

Pero hay otra Madonna. El “tour de force” de la aparición de su reaparición es una de las maniobras de estrategia más increíbles que se han desplegado en la música actual. Y, efectivamente, ha dejado a Lady Gaga, en una aficionada.

Hace la previa en American idol. Lo que apasiona musicalmente. Saca el video para todos. Actua en la Superbowl y prepara la gira como si le fuera la vida en ello.

En el libro PLASTICOS Y DECIBELIOS cuento la anecdota de su capacidad infinita por el trabajo. Cuando empezó a vivir en Londres no podía entender que los ingleses ya ni trabajaran el viernes por la tarde. Que sólamente de 9 a 5 de la tarde y muchas vacaciones. Dijo que los europeos eramos unos gandules. Y que, desde luego, que su gente en Maverick no tenía tantos privilegios.

Me lo creo.

Impresionante la maquinaria publicitaria para su re-encuentro con el pop.

Esta es la lista de canciones de su nuevo álbum:

“Girls Gone Wild'
‘Gang Bang'
‘I'm Addicted'
Some Girls'
‘I Don't Give A'
‘Turn Up the Radio'
‘Give Me All Your Luvin'
‘B-day Song'
‘Superstar'
‘I'm a Sinner'
‘Masterpiece'
‘Falling Free'
‘Love Spent'
‘I Fuckedd Up'
‘Beautiful Killer'