Lo ha anunciado hoy TMZ. La cama en la que murió va a  ser subastada el próximo 17 de diciembre. Patético. También un espejo de una habitación a la que solo podía acceder el rey del pop. La necrología en la cima de lo macabro.