Coney Island Baby (CD de audio)


New From: EUR 6,99 EUR In Stock
buy now

LOU REED, UN GRAN RECUERDO, "CONEY ISLAND BABY"“Coney Island Baby” fue el último gran álbum de .  Sorprendió tanto a críticos como a fanáticos en que no se parecía en nada a su predecesor. No solo era sólo interesante , sino que tenía voces, melodías y trabajo de guitarra que Reed mismo comparó con Velvet Underground.

Muchas de las canciones del álbum fueron inspiradas y dedicadas a la novia y musa de Reed en ese momento, una mujer trans llamada Rachel Humphreys, a la que conocí la primera vez que lo ví en Madrid.  Hablé un buen rato con ella. Y hablaba espaól. Era portorriqueña. Según Aidan Levy, “Coney Island Baby era “una carta de amor tanto para Rachel como para la nostálgica Coney Island de su propia mente”.

LOU REED, UN GRAN RECUERDO, "CONEY ISLAND BABY"

Rachel y Lou

El gran tema que da título del álbum hace referencia directamente a Rachel con la línea: “Me gustaría enviar esta a Lou y Rachel”.

La canción principal del álbum, la última canción del disco, aprovechó una nostalgia que era nueva para Reed. Reflexiona sobre un tiempo antes de caminar por el lado salvaje, cuando estaba en la escuela secundaria y siempre quería “jugar fútbol para el entrenador”. “Recuerda que la ciudad es un lugar divertido”, canta sobre su ciudad natal. “Algo como un circo o una alcantarilla”.

LOU REED, UN GRAN RECUERDO, "CONEY ISLAND BABY"
Lou Reed interpretó la gran  canción “Coney Island Baby”  en su gira de 1984. Una versión intensa filmada en el Capitol Theatre de Port Chester, Nueva York. Difiere significativamente de la delicada toma de estudio, pero la emoción de Reed está más presente que nunca. Acompañado por el guitarrista Robert Quine, reza en  el estribillo  “la gloria del amor” a nuevas niveles, gritando “¡Dámelo, baby”!” Mientras golpea la guitarra.

Lou Reed, llamó a “Coney Island Baby” una proclamación.

Decir ‘Soy un chico  de Coney Island’ al final de esa canción es como decir que no he retrocedido ni una pulgada”.