LOU REED, ENTRE NEPTUNO Y PERROS

LOU REED, ENTRE NEPTUNO Y PERROSAyer leía un despacho de agencias en que se decía que será Neptuno -nada que ver con el Atlético de Madrid-. Vamos será coronado como Rey Neptuno y su esposa Laurie Anderson, reina Sirena.

Parece un regodeo, pero se trata de las fiestas de Coney Island, en junio. Una fiestas que se magnifican con un desfile de unas diez mil personas disfrazas de peces, con una fiesta final en el Acuario. , como rey Neptuno, presidirá el desfile el 19 de junio.

El alcalde de Coney Island quiere premiar a uno de sus hijos predilectos. Precisamente, «Coney Island Baby»,  fue su último gran álbum, en donde recordaba y era una apología del lugar donde creció, aunque el nació en Brooklyn.

Paralelamente, como Brian Eno en Inglaterra, Lou es el encargado, el director del Festival de Arte de este año en Sydney.

Naturalmente, ha contratado a su mujer Laurie y se ha anunciado para el día 5 de junio un concierto para perros, en el que podrán participar todos los perros de la bahía de Sydney.

[ad#adsense-250×250]Pero una vez más, esto se ha entendido como un cachondeo, un desprecio al propio arte. Pero esto no es nuevo, ya que el Concierto para Perros de Laurie Anderson data de hace unos años. Un concierto que dura sólo 20 minutos, dominado por ladridos y silbidos fantasmas, en unas frecuencias que sólo pueden ser oidos por los pabellones auditivos de los caninos. La idea está inspirada en el sonido que utilizaban los Beatles para el final del Sgt. Peppers.

Pero en España todo es como algo estrafalario, se ridiculiza, como he leido y escuchado en medios de comunicación. Como si Reed y Anderson fueran dos estúpidos o dos marcianos. Ocurrió en Mallorca cuando tuvo problemas incluso para cobrar con su concierto en que recrea su polémico «Metal Machine Music».

no tiene la culpa de que unos estúpidos músicos alemanes consideraran algo genial  el detestable álbum de ruidos y «feedbacks» de las guitarras de Lou. Pero la estupidez humana puede llegar hasta el infinito.

El propio Lou me contó, a mediados de los años setenta, que tras el fracaso de su álbum «Sally can´t dance» y el pésimo trato que le daban en RCA, como le quedaba todavía entregar un álbum por contrato, le dió ese bodrio como venganza. Hecho a propósito como una locura sin coherencia, un disco de ruidos. Lou sólo quería dar un escarmiento a la compañía, con  la basura que entregaba a RCA.

Me contó Lou que RCA no quería lanzarlo al mercado. Le parecía una tomadura de pelo, pero cuando se enteraron de que Clive Davis había fichado a Lou para su sello Arista, lo lanzó rápidamente, casi al mismo tiempo que su formidable «Coney Island Baby».

Lou tiene ya 68 años. Considera a la vida mucho más importante que el arte.

Abajo, mi tema favorito de Coney Island, el irónico ‘A Gift’.
[ad#tradedoubler-468×60]

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte
Sin comentarios
  1. suso dice

    Si la música hecha con ruidos y feedbacks es detestable entonces grupazos como Einstürzende Neubauten o parte de la escena IDM sería un timo. No estoy muy de acuerdo. Escucharé el famoso disco de Lou Reed que ya le tengo ganas a ver si realmente es una tomadura de pelo.

  2. Daltrey dice

    Hombre Julián, decir que «Precisamente, “Coney Island Baby”, fue su último gran álbum» no me parece ajustarse a la realidad (aunque para gustos los colores), cuando en 1989 Lou Reed editó «New York», y en 1992 «Magic and Loss» (y sin contar «Songs for Drella» con John Cale). Salud!

  3. Toni dice

    Si Suso, es solo y puro ruido. Y si esto no es una tomadura de pelo, se le parece mucho. Al menos así es como quiso Lou que fuera contra su compañía discográfica. Con el paso del tiempo y visto ahora, no creo que haya ganado nada. Sigue siendo tan insoportable como entonces.A los que nos gastamos la pasta ( yo lo compré en Andorra y me costó más barato ) se nos quedó una cara de rabia que no tenía palabras. Imagina, despues de » Berlin «y de » Rock and roll Animal » un disco doble. Recuerdo que leí una reseña de Julian en Popular-1, pero no le hice caso y me lo compré. Cuando lo puse en el tocadiscos no me lo podía creer. Si te atreves, estás avisado.

  4. Javier dice

    Julián, no me parece coherente que critiques a Brian Eno por «intelectual» y defiendas las sandeces pseudo-intelectuales de Lou Reed y su esposa. Además, si él realmente considera que Metal Machine es un bodrio (lo que me temo que no es cierto, pues recientemente ha dicho que es su mejor trabajo), no veo por qué tiene que insistir en recrearlo en directo, por mucho que el disco encantara a unos críticos alemanes, como dices.

  5. Ramón P. dice

    Julián, te sigo desde que te descubrí en la sección musical de la última página de Marca (hace la tira de años). Me inculcaste el amor por Bowie (el artista que más te ha llenado, junto a Peter Gabriel).
    Pero Lou Reed tiene muchas grandes obras que sucedieron a Coney Island Baby. The Blue Mask es (al menos) tan grandioso como aquella obra del 76. Y luego ha hecho cosas como New York, Magic and Loss, Songs for Drella……Obras de un auténtico genio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.