Son los nuevos zombies del grupo californiano Weezer, con todos los estilos en el material “negro”