Tras cantar el tema de los Beatles, que les dió Paul, los Rolling Stones querían seguir esos pasos  e incluso componían con la cabeza en estos dos temas del los Beatles.