LOS ROLLING STONES GRABAN HACE 55 AÑOS «COME ON», SU PRIMER SINGLE

Hoy hace exactamente 55 años de que los se metieran en los estudios Olympic en Barnes, en la afueras de Londres, para registrar para el sello Decca lo que sería la cara A de su primer single, «Come On», una versión de una composición original de .

Una señal de partida que mezclaba sin rubor el rhythm and blues de su autor con un ritmo y sonoridad más Merseybeat. En el Reino Unido a mitad de 1963 la beatlemania era ya un hecho, y los Stones difícilmente podían escapar al influjo de un suceso tan destacable y único, tal y como se demostraría poco después, como el fenómeno Beatles. 

La versión tuvo un éxito comercial moderado (nº 21 en UK) y supuso un brillante y contagioso debut en single. Mick Jagger (voz), Keith Richards (guitarra), Brian Jones (armónica y coros), Bill Wyman (bajo y coros) y Charlie WattsImagen relacionada

 

No en vano, la cara A de su segundo single sería una versión de Lennon-McCartney, «I Wanna Be Your Man», pero en versión «heavy», incluyendo un distorsionado solo de guitarra que los buenos estudiosos sitúan como uno de los precedentes del llamado, a posteriori, «freakbeat».

Los Stones completaron su single de debut – editado el 7 de junio de 1963- con otra versión, «I Want To Be Loved», un original del fantástico Willie Dixon, uno de los mejores y más inspirados compositores del blues.

 

(con toda probabilidad el verdadero rey del rock and roll) había grabado su «Come On» original un par de años antes. Editada como single Chess en 1961 fracasó en su intento de entrar en los 100 primeros, sin embargo si lo logró su cara B, «Go Go Go», situándose en el nº 38.

La de los Stones tiene un encanto bisoño, juvenil y cavernícola, la de Berry es en todos los sentidos la delicia de un maestro: su intro de guitarra y su fraseo vocal, el saxo de L.C. Davis, el piano de Johnnie Johnson o los coros de Martha Berry. Irresistible de principio a fin.

Él era el jefe, los Stones unos entusiastas principiantes con una progresión prodigiosa en espera.

 

Como respuesta a la British Invasion, una de la miles de bandas de garaje que surgieron en Estados Unidos, The Chocolate Watch BandInglaterra, no por los originales.

 

Mucho más interesante resulta lo que hicieron con «Come On», la Joe Jackson Band en 1979 y los holandeses New Adventures en 1980, repescar la de los dotándola aún de mayor energía y ritmo. Eran los tiempos de la new wave y el punk había ocurrido ayer.

Sobre todo la de New Adventures es prodigiosa, tensa, con swing y ataque triunfal rock. Supieron innovar maravillosamente un clásico de la categoría de «Come On» de tío Chuck.

 

Más versiones en esos años de Wishbone Ash y de los serbios Idoli, pero fue la australiana Renée Geyer la quién llevó a la canción a su punto de partida, es decir al chuckberrismo, veinte años después de su creación en el álbum, «So Lucky» de 1981.

 

Aunque la última palabra la han tenido los propios en su disco de grabaciones para la BBC, «On Air», editado en diciembre del año pasado. El regreso a la señal de partida de una leyenda.

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte
3 Comentarios
  1. Anónimo dice

    0.5

  2. Anónimo dice

    5

  3. Anónimo dice

    4.5

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.