“Los herederos de nunca dieron su permiso al presidente Trump o a la Casa Blanca de utilizar canciones de y pidieron que paren inmediatamente todo uso de las canciones ” .

Lo firmaba Omarr Baker, ejecutivo entre los herederos de  Prince Rogers Nelson, que  el equipo de campaña de Trump difundió sobre todo la canción más conocida del cantante, Purple Rain”, en varios mítines.

Prince se suma así a una larga lista de artistas cuyos herederos o ellos mismos han solicitado al ex- magnate inmobiliario no utilizar su música en reuniones públicas.

Los Rolling Stones, Adele, Neil Young, R.E.M., Aerosmith o Queen, así como los herederos de George Harrison, denunciaron el uso de sus obras durante mitines republicanos.

Varios artistas, entre ellos Queen, amenazaron con hacer una demanda ante la justicia para impedir el uso de sus canciones en actos políticos republicanos, pero nadie lo ha llevado a la práctica.