LOS FANS DESPIDEN A JOAO GILBERTO EN SU FUNERAL EN RIO

See the source image

Seguidores de todo el mundo honraron el lunes al pionero de la bossa nova, João Gilberto, desfilando ante su ataúd en su funeral en Río de Janeiro. El legendario cantante de 88 años murió el sábado por causas naturales en su casa de Río.

Una pequeña orquesta de cuerdas y un coro interpretaron una de las canciones más famosas de Gilberto, «Chega de saudade», mientras su cadáver se exhibía cubierto de flores en un ataúd abierto en la entrada del Teatro Municipal de Río.

Docenas de amigos y familiares se unieron y cantaron en la ceremonia, incluída la hija de Gilberto, Bebel Gilberto, también cantante, quien sonrió y lloró mientras se giraba para abrazar y besar a su hermana menor, Luisa.

A primera hora de la mañana del lunes, su esposa Maria do Ceu estaba de pie junto al cuerpo mientras los fans pasaban para despedirse. La ex esposa de Gilberto, Claudia Faissol, también estuvo presente en el funeral.

LOS FANS DESPIDEN A JOAO GILBERTO EN SU FUNERAL EN RIO

Enormes coronas funerarias se alinearon detrás del ataúd de Gilberto con dedicatorias que decían: «Al maestro de maestros, João Gilberto» y «Todo el amor para nuestro genio, João».

Un fan se paró en los escalones del teatro sosteniendo un artesanal letrero que decía «Ve con Dios, João Gilberto».

Gilberto, ganador de dos premios Grammy, también fue honrado en la final del torneo de fútbol de la Copa América que se celebró en el esatdio Maracaná con victoria de Brasil ante Perú por 3 a 1. Decenas de miles de fans del Fútbol se detuvieron en un minuto de silencio en honor a Gilberto antes de que empezara el juego el partido del domingo.

See the source image

En una declaración conjunta, la Academia de Grabación y la Academia de Grabación Latina dijeron que Gilberto era «un arquitecto de la música de la bossa nova» y que su «estilo innovador y maestría musical ayudaron a convertir el género en un fenómeno mundial».

También podría gustarte
1 comentario
  1. aislandia dice

    Maestro capaz de transmitir emociones indescriptibles a flor de piel. Y qué grabaciones. El álbum Stan-Gilberto es una obra maestra absoluta de la música universal a la par que una demostración audiófila sin parangón. La versión de Desafinado figura, en mi opinión en el olimpo de las grandes obras, junto a La Mer de Trenet, It Was A Very Good Year de Sinatra o A Day In The Life de The Veatles, por citar otras tres.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.