Un 3 de agosto de 1968, The Doors iniciaban una estancia de dos semanas en el nº 1 de las listas de singles USA con “Hello, I Love You”, una canción inspirada en “All Day and All of The Night” de sus tan admirados Kinks.