Ridículo video de Jay Z y Beyonce. Un atraco al museo del Louvre.