Resultado de imagen de richard carpenter

Richard Carpenter, la mitad superviviente de uno de los dúos más importantes de la historia del pop, The Carpenters, ha demandado a Music Group reclamando más de 2 millones de dólares por el impago de royalties digitales de servicios online como, por ejemplo, iTunes de Apple.

Richard también les ha demandado en nombre de su hermana, fallecida en 1983, Karen Carpenter.

Canciones como “Top Of the World”, “(They Long to Be) Close to You”, “Yesterday Once More” o “Calling Occupants Of Interplanetary Craft” situaron a los hermanos en la cima a nivel mundial del soft rock de los años 70, el dúo cosechó una importante lista de éxitos. algunos auténticos “best sellers”.

Imagen relacionada

La demanda – que también nombra a la subsidiaria de Universal, A & M Records, el sello original de Carpenters- es una de las varias presentadas por Richard después de que un tribunal de apelaciones de 2010 dictaminara en un caso relacionado con la discográfica de Eminem que las descargas de música de servicios como iTunes deberían dar lugar a pagos más altos a los artistas. Ese fallo exigía que los artistas recibieran pagos de regalías sustancialmente más altos por las descargas digitales de su música de lo que obtienen por ventas de ediciones físicas.

Richard asegura que no ha podido resolver la disputa sin demandar:

“Las grabaciones de Carpenters están entre las mayores vendedoras de la historia de la música popular y después de 48 años continúan aportando una cantidad sustancial a los resultados anuales de UMG/A & M. Parece justo que estas compañías traten con propiedad al patrimonio de mi hermana y a mí”.

Resultado de imagen de carpenters 1983

El cantante ha contratado al abogado Larry Iser, representante a numerosos artistas en disputas sobre licencias y el uso de su música. En su opinión:

“Es desafortunado que los Carpenters fueran forzados a archivar esta demanda sobre una edición que ya ha sido resuelta por los tribunales – pero que estas discográficas todavía rechazan reconocer- de que las descargas digitales se rigen por licencia y no son ventas de discos”.