Lorde se ha quejado de las redes sociales, que le acusan de materializar un baile extremo durante sus actuaciones. ¿Hasta donde llegan las estupideces de las redes “anti-sociales”?. Es la nueva Inquisición.