runting

El paparazzo contumaz.

Hasta ha llegado a publicar en su Twitter una foto del presunto acosador. Lorde le acusa de estarle acechando constantemente, incluso ha dicho que le tiene miedo.

El hombre en cuestión es Simon Runting, un fotógrafo afincado en Nueva Zelanda que trabaja en Auckland. Hace un par de noches Lorde puso una serie de mensajes con comentarios sobre paparazzo y una foto para que le pudieran ver sus más de millón y medio de seguidores en la red social. Y añadió unas fotos de Rihanna tomadas por Runting hace un año. La cantante norteamericana también se quejó el pasado mes de octubre del fotógrafo, y comparó a los paparazzi de Auckland con nazis.

rihhanna

Rihanna fotografiada por Runting.

Es el eterno debate de hasta que punto se pueden entrometer en la vida de las personas públicas los paparazzi, donde está la línea que separa una profesión tan digna como otra cualquiera del acoso y derribo, cuando es un marcaje o cuando es falta ilegal.

Para Lorde lo de Runting es “acoso”, desde luego hay paparazzi obsesivos, contumaces. La cantante neozelandesa -que recordemos que tan sólo tiene 17 años- se queja de que su privacidad le está siendo negada, y que ha llegado un punto en que siente temor del fotógrafo.

“Esto no debería ser un estándar aceptado por las mujeres jóvenes o cualquier persona en esta industria. Me niego a ser cómplice, y me niego a permanecer pasiva ante hombres que me sometiendo sistemáticamente a un miedo extremo. Entiendo que es una cuestión de espacio vital. No entiendo por qué debería ser complaciente”.

Lorde