Lorde celebraaa su nominación a los Grammys como “album del año”, parece que con un vaso de whisky, pero no se sabe. Fue la única australiana en estar en las listas y la única “blanca”, entre tanto “black power”