Este es Drake fotografiado con su padre, poco después de haberle regalado un Bentley de doscientos mil euros.