La avaricia, la mezquina gente que maneja los asuntos de ni tienen vergüenza ni respeto al consolidado “rey del pop”.

Por ganar dinero, los japoneses de Sony y la familia Jackson no hacen más cumplir sacrilegio tras sacrilegio.

Esta mez de un tal “pepito piscinas” llamado Steve Aoki, que parece que es el de U2 también, sacrifica a “Thriller” hasta matarlo,sacificarlo. La mezquindad y el delito musical no tiene parangón.