artwork (1)

Portada vdel sensacional segundo album de

Lo cierto es que era muy reticente a pensar que Be”, el segundo album de , pudiera reportarme alguna satisfacción. Iba temeroso.

Las dos primeras canciones importantes las conocía. De hecho, han estado en la lista de favoritos, discretamente. Al menos,  me daban esperanzas de que David Sitek hubiera salvado a Liam y a su grupo. Esas dos canciones interesantes son ‘Flick of the Finger' y ‘Second Bite of the Apple'.

Pues, justo después de la manzana obsesiva de Liam, es cuando empieza un álbum espectacular, repleto de buenas canciones. Quizá decididamente enfermo con demasiados toques psicodélicos de los Beatles. Pero canciones repletas de hallazgos. Con Liam cantando mejor que nunca e insisto, las canciones, maravillosamente armonizadas por ese gran músico que es David Sitek Increíble.

Escuchas ‘Iz Rite'  y es una especie de rock pop increíble  a lo John Lennon, como si se tratara de ‘Glass Onion' o algo parecido.Espectacular. Suena a grupo grande. Muy Beatle. Enorme canción.

Pero llega ‘Start Anew‘, un balada sorprendente por su forma de cantar de Liam, por como está tocada con una guitarra acústica y las armonías bellísimas de Sitek, al parecer en un “sampling” del viejo mellotron. La baza del estribillo que abre la melodía , te lleva a los mejores pasajes más sobresalientes de la música más imaginativa.

Y si queremos psicodelia, el álbum está más que sobrado. Por ejemplo, ‘Dorming of some space'. O lo repetitivo fantástico de ‘Don´t bother me'.

Pero todo se queda tibio con el calor, con la profundidad de ‘The World no set in stone'.  Como un himno de los Herd, de los Zombies, una joya de los sesenta. Mi canción favorita, increíblemente arreglada por Sitek.

El album acaba con ‘Evil Eye', un juego de patrones que comulgan con esta personalidad de un album del siglo XXI, que ha besado lo mejor de los años sesenta, lo mejor de la psicodelia y la pura esencia de una música muy inglesa.

Alucino y una vez más me río de los críticos ingleses que no han entendido el álbum y sólo le dan notas menores. Pero hace tiempo que sólo apoyan lo muy nuevo, lo que no ha aparecido todavía. Incluso inducen al error con elección de singles estúpidos. La gente que trabaja en compañías es cada vez más incompetente.

Espero que no me lleve la pasión, pero este es un álbum que puede llegar a la altura de Oasis, incluyendo el de

Un sobresaliente álbum que no me canso de escuchar. Liam Gallagher acertó decisivamente al elegir a David Sitek, el mago que ha convertido a Beady Eye en algo más digno, incluso brillante. No me lo podía esperar.

En iTunes: BE (Deluxe) – Beady Eye

En Amazon: Be