Este es la fenomenal canción del gran Lewis Capaldi, un escocés con enorme talento , que se incluye en su “opera prima”.