LEONARD COHEN Y EL PRINCIPE DE ASTURIASEsta vez no podía aparecer con su sombrero. Nervioso, pero digno, recibió su premio Principe de Asturias. La foto contiene al impresentable de Cascos. Nadie entiende estos premios que cuestan una enorme fortuna al erario publico, con una deuda que no nos deja ni respirar.