Lenny Kravitz ha sido el único artista anglosajón que ha mostrado respeto al rey del rock francés. Le unía una cariñosa amistad con Johnny.