Este es el impresionante tema del primer álbum de Led Zeppelin. Fue uno de los que grabaron primero hace justo hoy 50 años.