Un 28 de marzo de 1973 Led Zeppelin publicaron su quinto elepé “Houses Of The Holy” en el Reino Unido. El título del álbum fue una dedicatoria de la banda a los fans que iban a lugares a los que denominaban así, “Houses of the Holy”. Tras una primera época más basada en el blues rock y el folk, el cuarteto se soltaba el pelo en piezas funk rock como “The Crunge”, que predice a Red Hot Chili Peppers, o el reggae de “D’yer Mak’er”. Un disco en el que conservaban lo mejor de su pasado añadiendo nuevos colores y sabores.