Rihanna-Diamonds-Tour-Rehearsal-Final volvió a suspender su concierto anoche, en Houston. La versión oficial de Live Nation es que tenía frío por culpa de una laringitis.

Riti, como la llaman los periodistas americanos, ya había cancelado anteriormente sus conciertos de Baltimore y Boston, dentro de su gira Diamonds. También se había dicho que por laringitis.

Oficialmente, no le pasa nada salvo sus problemas con la garganta. Otras fuentes dicen que Rihanna sufre de stress. No duerme, toma demasiadas sustancias y no se recupera. Ha perdido peso y no aguanta un concierto entero, porque apensas se alimenta.

De momento, no se ha suspendido el concierto esta noche en Austin. Pero lo cierto es que a Rihanna se la estira como a un chicle. Es una máquina de dinero y no puede pararse. Lo de siempre. A este paso, puede ser el próximo juguete roto.