“Beautiful: The Musical” se estrenó en San Francisco en octubre de 2013 y ahora se anuncia el comienzo de su andadura australiana para el 16 de febrero en Melbourne. Para la ocasión, su director Douglas McGrath ha revelado en un artículo para The Guardian varias interioridades muy interesantes del musical que escribió para Carole.

Si alguien merecía un musical propio, era la legendaria compositora y cantante neoyorquina Carole King. Pocas personas tienen en su haber el increíble catálogo de canciones que Carole tiene. Junto a su marido , fue una de las principales compositoras del célebre Brill Building, una todopoderosa factoría de éxitos con la pareja a la cabeza. Autores de “The Loco-Motion”, “Up On the Roof”, “One Fine Day”, “(You Make Me Feel Like) A Natural Woman”, “Pleasant Valley Sunday” o “Goin´ Back”, entre muchísimas otras, compitieron con otros grandes tándems de la casa como Barry Mann y Cynthia Weill, Jeff Barry & Ellie Greenwich o Doc Pomus y Mort Shuman, así como con Neil Sedaka y un jovencísimo Neil Diamond.    

El director, guionista y actor ha destacado en su escrito la naturalidad de Carole King, su falta de divismo, su credibilidad por parte del público como persona “normal”, que es como ellos.

Sin embargo, McGrath también asegura que Carole ciertamente no es una persona normal. Ingresó en la universidad dos años antes de tiempo, a los 16 años, y un año más tarde ya había compuesto con Goffin, “Will You Love Me Tomorrow”, su primer nº 1 en USA, interpretado por las Shirelles.

Resultado de imagen de carole king gerry goffin

También el director recuerda que por entonces había pocas compositoras femeninas conocidas y ninguna con una serie sostenida de éxitos. Carole era una pionera, como lo fue muchos años más tarde recibiendo el premio de música más importante de Estados Unidos, el Gerswhin, la primera mujer en recibirlo.

En su opinión el presunto feminismo de Carole va mucho más allá, es mucho más que eso:

“La gente piensa en Carole como un icono feminista revolucionario pero eso es una simplificación de una persona mucho más compleja. Antes que nada, ella nunca fue radical. Sus sueños eran ser una esposa y una madre viviendo en los suburbios, un escape del “ruido de ratas en las calles” de Brooklyn. Cuando ella quedó embarazada a los 16 años, los suburbios estaban muy lejos. Ella y Gerry vivían con sus padres en la casa de su infancia y tenían que trabajar”.

Resultado de imagen de carole king mcgrath

McGrath también se ha referido al “don sobrenatural” de Carole para poner melodías a las letras de Jerry y su enorme capacidad de trabajo, la enorme eficiencia de ambos para satisfacer la demanda de canciones:

“Era muy trabajadora. Si Donny Kirschner le decía que necesitaba una canción para las Shirelles para el día siguiente, ella y Gerry tenían una canción para el día siguiente. Si las Shirelles decían que solo cantaban la canción si Carole la orquestaba con cuerdas, Carole iba a la biblioteca, conseguía un libro sobre cómo orquestar cuerdas, y lo hacía. Carole y Gerry siempre quisieron alcanzar el número 1 y lo hicieron en más ocasiones que la mayoría de las personas, pero no se detenían para saborearlo. Siempre estaban metidos en algo nuevo, ajustándose a medida que “el sonido” de la época cambiaba. Ellos siguieron creciendo”.

Resultado de imagen de carole king

Carole colaboró de la manera más abierta en la investigación sobre su persona de McGrath, contestaba todas las preguntas que le hacía, sin pedir que suavizara o mejorara los acontecimientos de su vida. Le contó al director del musical un par de historias a condición de que las utilizara para no perjudicar la privacidad de las otras personas involucradas.

También insistió en que incluyera a sus mejores amigos y colegas compositores, Barry Mann y Cynthia Weil, como personajes centrales de la historia. Sin decirlo explícitamente, Carole indicaba: mi historia no solo soy yo, somos todos nosotros.