Portada y album del album que le hizo Dave Khane y que nunca salió a la venta. Ahora está prohibido y secuestrado por Interscope. Antes era muy rubia. Ahora,simplemente, no sabemos

Hay que reconocer que Jimmy Iovine se ha convertido en un monstruo ejecutivo, como cabeza de Interscope.

Tras su excelente jugada con sus inventos de Black Eyed Peas y, luego, con Lady Gaga, quería que  -parece ser que del viejo productor parte el nombre- fuera su tercer y gran descubrimiento.

Aunque la operación en Internet ha sido apoteósica, las ventas de ‘Video Games', el primer single ya en Interscope, no le están ayudando mucho.

Lana del Rey es sólo un producto manufacturado y más falso que judas: me caía mal, pero tras unas declaraciones de Lizzi Grant -su verdadero nombre- todavía me cae peor.

Dice que crea controversia, polémica por su condición de mujer, que si fuera un hombre sería mucho mejor aceptada y criticada con más equidad, porque este es un mundo de hombres.

Apelar al feminismo en estas condiciones, cuando ha explotado su femeneidad, su sexo y hasta no sé que cosas más y apelar a la excusa de que vive en un mundo de hombres, me parece que es más falsa que un euro de madera.

Sólo habría que mirar hacia atrás. El gran álbum, en cuanto a producción, que le hizo David Khane lo desprecia, lo esconde.

Vaya personaje esta Lana del Rey, que parece sacada de la película L. A Woman de Curtis Hanson.