12717387_10154081614229574_2784938079999235222_n

y Catherine Deneuve en “The Huinger”. resalta su parecido con la actriz francesa, como si hubiera resucitado Bowie con ella.

No hay duda de que Lady Gaga es una enferma mental en el mundo de la música. Pero que nos contamina con su mediocridad.

Comenzó con vampirizar a Madonna de una manera extraordinaria. Madonna se dejó querer y la neutralizó absolutamente. Menuda es Madonna para que le claven los dientes de una vampiresa.

Como ese camino ya lo tenía perdido y los éxitos no estaban tan claros como al principio, quiso apoderarse del espíritu de Amy Winehouse , vampirizarla, a través de Tony Benett, el último Sinatra.

El “viejo abuelo crooner” se dejó querer , pero la extraña pareja ha terminado fatal. Desde luego, ella no es Peggy Lee, aunque se lo haya creído.

Como fan de indigente intelectual vió su gran oportunidad con David Bowie y tratar de vampirizarlo hasta la parodia , en la ceremonia de los Grammys, gracias a sus amistades homesexuales en el “lobby” de los Grammys y su  sorprendente Academia.

rs_1024x570-160215193536-1024-lady-gaga-bowie-grammys-20160201516

El esperpento ha provocado hasta la risa del diablo y,desde luego, el rechazo del propio hijo de Bowie, que se desintegra con  el estado catatónico de este mundo actual en la sociedad artística de Hollywood. Puro plástico y una desgraciada parodia de artistas, como la de Lady Gaga con su padre.

Pero hasta tal punto ha llegado el paroxismo de Lady Kaka– que ni de eso se ha enterado, gracias a la canción de Roger Taylor- , que aseguran que vive con fotos, inconografía de Bowie y objetos que pertenecieron al cantante londinense.

Por estar poseía se ha hecho esta foto , con un tipo que se parece a Bowie y ahora escoge a “sus hombres”,bailarines y lo que sea , con el principio de que se parezcan a Bowie.

Una enfermedad que me recuerda definitivamente a la teenbrosa película de Robert Aldrich, ¿Que fue de Baby Jane?, con la loca Jane (Bette Davis) al borde del paroxismo.

Da miedo Lady Kaka.