Tampoco Bruce Springsteen se pudo escapar y tuvo que hacerse la foto con Lady Gaga, durante los ensayos del último concierto de los Rolling Stones.