Mitch, el padre de Amy Winehouse, que dice estar en contacto con una productora cinematográfica para venderle los derechos cinematograficos de la vida de su hija, asegura ahora que Lady Gaga sería la actriz perfecta para interpretar la vida de su querida hija.

Incluso da el nombre del actor británico Ray Winstone para interpretarle a él mismo.

El padre de Amy, sinceramente, se ha convertido en un megalomano estúpido, ávido de hacer caja con todo lo que tenga que ver con su hija.

El problema es que puso muy cara, a la venta, la casa donde vivía su hija y,ahora, la han bajado casi un millón y medio de libras. Y, encima, nadie la quiere.

Ha tratado de sacar mucho dinero con el libro que no ha escrito, aunque lleve su firma, y el libro ni ha arrancado en las librerías ni le interesa a nadie.

Ahora, sólo le queda el cine. Menudo pájaro de cuentas. Pero, desde luego, nadie ha hablado con Lady Gaga ni Hollywood está muy interesado en la figura de la cantante inglesa, que murió con 27 años.