A veces, los grupos se emocionan tanto con un tema recién mezclado en el estudio, que no pueden esperar más a que los fans lo saboreen y puedan opinar.  Lo lanzan a la red inmediatamente.

Cuando nació el pop era así. Se acababa una mezcla y, a las pocas horas, aunque fuera en acetato, llegaba a una radio y se emitía inmediatamente. Esa instantaneidad hizo grande al pop. Internet puede volver a dar esa sensación de vertigo maravillosa.

Eso es lo que ha ocurrido con Arctic Monkeys, que anoche mismo instalaron en su página un autentico temazo.Pienso que uno de los mejores temas que han escrito nunca. Se llama “ladrillo a ladrillo”.

Es increíble como ha crecido este grupo y, como ese formidable músico que es James Ford, como productor, les ha dado las alas de la calidad.

Arctic Monkeys suenan más maduros que nunca. El tema me recuerda a cualquier de los grandes temas de los Kinks, los Who, Pretty Things o Yardbirds, de la segunda mitad de los años sesenta.

Es el mismo pop, el rock de la instantaneidad que hablabamos al principio. Riff, poderosa, melodías sólidas y todos tocando a la vez, mirandose en el estudio.

Ya decía Mick Jagger que el grupo tenía un ángel. El ángel se llama Alex Turner. Pero en este tema anticipo de su nuevo álbum, cuidado con Jamie Cook, que crece cada día como guitarrista.

Comprendo la premura de Arctic Monkeys para darnos a conocer este tema.

Abajo, ‘Brick by brick'.