Hac dos años, Yoko Ono , que tiene mano en la UNICEF, una organización mundial, muy politizada, hizo esta versión “global” , con muchas estrellas del paneta, incluido Neymar(?). Fue el momento que aprovechó para lograr que unilateralmente también ella firmara la canción. Increíble.