Este es el tema sensación, que ilumina a todos los Estados Unidos de Donald Trump. Para los americanos Kendrick Lamar es el genio absoluto. para nosotros, no es para tanto.