Beatles con Neil AspinallEl próximo miércoles día 9 de septiembre del 2009, el mundo recibirá la sensación de que el grupo más importante de la historia hubiera resucitado. Es increíble.

Una voz con suave acento inglés me avisó de que sería conveniente viajar a Londres, porque por primera vez se había logrado resucitar a los Beatles. Era comienzos de junio y uno estaba en ese momento en Delhi, grabando música con sitar, tampura, algo de vina y aderezado con sarangi y me dije: “No puede ser, los Beatles, la India, George y su sitar, el guru… Debo estar en un viaje psicodélico.“

Había pasado un día de la presentación espectacular en la feria E3 de video-juegos, en Los Angeles, donde habían acudido sorprendentemente,  Paul Mc Cartney y Ringo Starr, más Olivia Harrison y, por supuesto, Yoko Ono.
“A partir de ese momento, Yoko se convirtió en nuestra pesadilla“, decía Paul deGooyer, uno de los ejecutivos de la MTV games, que es quien ha desarrollado el juego Rock Rand, junto con la empresa Harmonix de Boston. “Es posible que se diera cuenta en la presentación que el video juego es ahora lo importante, el elemento joven, secular, que ella busca, como en la fuente de la vida de Fausto. Pero el caso es que empezó a amargarnos la vida”.
Yoko Ono empezó a dar instrucciones, amparándose en el viejo acuerdo de los Beatles, en que si las cuatro partes no están de acuerdo, el proyecto se elimina automáticamente. Se quejaba de la filosofía del juego, la estética visual. Lo que le ponía más nerviosa o rabiosa  era la fase final del juego, cuando los Beatles aparecen en la azotea de Saville Row. No le gustaba ni la forma en que aparecían vestidos. Ni los gestos ni los ademanes. Pocos cambios se pudieron producir. El videojuego salía el 9 de septiembre y estaban en junio. Ono se tragó muchos sapos.

Posiblemente, John Drake sea uno de los personajes claves del videojuego que ha logrado resucitar a los Beatles, en plena explosión de su talento. es la historia de las vidas de esos cuatro chicos, tocando juntos y dándonos la gloria de esa música tan milagrosa. Ni se nos ha ocurrido incluir a ninguna otra persona, que no sean ellos cuatro. Ni Billy Preston en “Get Back” o Eric Clapton en “While my guitar gentle weeps”. Es sólo los cuatro Beatles tocando juntos. Son 45 canciones hermosas, encriptadas en Quick Play. No se pueden bajar ni archivar. Pero si tu madre quiere tocar, participar en el juego, también puede hacerlo. Es fácil.”

Hay más ganchos para que nos creamos que los Beatles han resucitado. Por ejemplo, por primera vez en un videojuego musical te ofrece la posibilidad de jugar con las armonías de las canciones, incluso cambiar las voces de los temas. Puedes seguir a los Beatles a través de sus actuaciones en el Cavern de Liverpool, en el programa de Ed Sullivan en Nueva York, en los estudios de la CBS, en el Shea Estadio de Nueva York, en el Budokan de Tokyo, en el tejado de Saville Row, donde se encontraba la primera oficina oficial de Apple y, por supuesto, en el famoso estudio 2 de Abbey Road.
También se puede jugar y tocar con la Rickenbacker 325 de John Lennon, el cautivador Hofner de Paul Mc Cartney, la fabulosa Grestsch duo de George Harrison o con la famosa batería Ludwig de Ringo Starr. ¿Quien pudo  decir o soñar que algún día podría tocar con los Beatles?.

Fue Paul Mc Cartney quien se fijó en Jeff Jones como nuevo director de Apple Corps, para sustituir a uno de los “cinco” Beatles, el amigo de toda la vida, Neil Aspinall, que desde los tiempos de la muerte del manager Brian Epstein le había “tocado” llevar la empresa, los asuntos de los Beatles.
Jones había triunfado en la Columbia, en Sony records, al lanzar los viejos temas de Miles Davis, de Bob Dylan, incluso de Johnny Cash y, por supuesto, había sido parte importante de Paul con Wings. En realidad, cuando llego Jones a la presidencia de Apple, Neil Aspinall ya tenía terminado absolutamente el viejo proyecto de “remasterizar” todos los temas de los Beatles, absolutamente todos, incluyendo el peligroso paso de transferir los temas grabados en mono a estéreo.

[ad#tradedoubler-300×250]Jones quería otro golpe de efecto más elocuente, que simplemente volver a publicar los temas de los Beatles con mejor sonido. Por eso pensó en MTV videos y su juego Rock band. ¿No sería simplemente justo y coherente hacer un nuevo juego  del Rock Band, precisamente con la mejor banda de rock del mundo y de la historia?.
Como decía Paul Mc Cartney el “puesto se lo ha ganado”. Jones recorrió antes del verano todas las compañías del mundo de EMI. Una a una, de Londres a Sydney, explicando todo el proyecto. Además, con los generosos “extras” de “quick-time” en cada álbum remasterizado, con las voces de los cuatro Beatles, de cómo grababan o, simplemente, contando anécdotas. Los Beatles habían inventado el estudio de grabación , ahora, con las nuevas tecnologías volvían a la carga.

Un tarde de junio, un grupo de periodistas estábamos en Abbey Road. No sé lo que ocurría en el estudio 2 , pero el caso es que escuchamos a los Beatles revividos con la nueva tecnología en el estudio 3 , que sólo utilizaban muy de vez en cuando. Pero , en cualquier caso, en Abbey Road todavía hay magia, toda clase de magia.

Guy Massey, Tony Hicks, el hijo de uno de los miembros de los Hollies, junto con el hijo de George Matin, Giles, han sido los ingenieros que a los largo de unos cuatro años han logrado reanimar el sonido de los Beatles , a los generosos 24 bit/192 MHZ de la sónica digital. Allí estaban los dos contándonos como todo empezó , desde que se atrevieron a remasterizar el famoso “Let it be”, pero el “Naked”, el que siempre quiso Paul Mc Cartney, sin las ornamentaciones de Phil Spector.

Guy Massey, que tiene 40 años y lleva toda su vida en Abbey Road, me decía muy serio que se consideraban los ”custodios de las grabaciones de los Beatles“ y que no habían manipulado excesivamente la magia del sonido del grupo. ¿Por qué perder esa magia?. Le dije que George Martin ya había hecho una primera masterización digital, cuando aparecieron los discos de los Beatles , en CD, por vez primera en 1987. Pero contestaba Guy: “Pero la tecnología digital en esos años estaba en pañales . No teníamos “Pro-tools”, que es adonde hemos bajado todas las canciones para editarlas ni teníamos el invento del Cedar Audio Cambridge, un milagro de restauración de audio, que limpia las imperfecciones, los ruidos, el sonido de fondo analógico, incluso la compresión. Pero nadie quería hablar de “compresión digital”, el demonio por lo que ahora todo suena igual”.

¿Por qué los video juegos, los cds, los remasterizados, toda esta resurrección de los Beatles tiene el 9 de del 9 del 9, es decir, el 9 de septiembre del 2009 como fecha de lanzamiento?. El “jefe” Jeff Jones decía que era una feliz coincidencia. Otros, los estudiosos de los Beatles, prefieren pensar que es un guiño a una canción del “olvidado” álbum “Let it be”, “One after 909”, escrita por John y Paul cuando eran unos críos. Otros se acuerdan de la voz de John Lennon, repitiendo “number nine, number nine…. “ en el tema ‘Revolution number nine’ en el álbum Blanco. Cualquiera sabe.

Nadie fue inmune a los Beatles en los años sesenta. Casi 50 años después “despiertan” como si estuvieran más vivos que nunca. Los Beatles es , definitivamente, un virus maravilloso.
[ad#adsense-468×60]