Tom Rosenthal siempre busca el nuevo efecto en cada una de sus canciones pop. Esta es la mejor de toda la serie del compositor londinense.