Este es el segundo tema que presenta Bjork de su nuevo disco , «Utopia». Mejor que The Gate», pero tampoco es una canción a la altura de la islandesa.