Katty Perry ha estado en Dysneyland de Anaheim y ha posado con todos los muñecos, porque dice que todavía es muy niña.