LA MUأ‘ECA ROTA AMY WINEHOUSE

Es raro leer noticias sólo musicales de . Siempre, por el contrario, aparecen otras my distintas en la páginas amarillas, de los tabloides ingleses o de algo peor.
El sensacionalista The Sun se  relamía en publicar que los directores artísticos de se habían dado el gustado de rechazar la media docena de canciones en maqueta que la cantante habia empaquetado, con un material compuesto en su mayoría durante su larga estancia de semanas en la isla caribeña de Santa Lucía. Su compañía advierte que se ha vuelto excesivamente loca por el "reggae"
Su ex-productor, el ínclito , según el mismo tabloide, ha salido al paso para protegerla y ofrecerla ayuda en lo que debe ser su nuevo y tercer album. como una vuelta al hogar, tras sus desavenencias por el intento que tuvieron de grabar ambos un tema para la infame última película de la serie James Bond.
Me ha dado pena. Amy Winehouse es ya sólo una muñeca rota, un personaje de cotilleos, de escandalos, de subterfugios del alma. Una "barbie" morena, aflilerada como en un "vudú".
 Una víctima mas de las pervertidas gestiones de marketing de las actuales compañías discográficas, que en su intento desesperado por subsistir lanzan a sus "nuevas estrellas" al circo del amarillismo. A Amy se la han comido los leones de los tabloides.
Lucien Grange es un personaje detestable. Es el mismo presidente de Universal, que en septiembre dijo que el disco de no podía salir con esas csnciones y, luego, con casi lo mismo le daba el "placet" para que apareciera en marzo.
Es el mismo "pajaro" que decía hace unos meses que había oido unas cuantas maquetas de Amy y eran simplemente fantásticas. A Grange le importa un capullo la música.
"Back to black" se terminó de grabar en mayo del 2006. En estos tres últimos años sólo hemos leido,visto y amparado escandalos de la nueva "victima" del marketing. Nada más que eso.
Siempre dije, desde el primer comentariuo en esta página, que Amy Winehouse estaba exageradamente sobredimensionada. Incluso me quedé corto.
"Rehan" en el programa de Letterman