LA MUERTE DE en diciembre de 1967 fue el aplastante final de un año en el que The King Of Soul había hecho crecer su imperio exponencialmente. Era el maestro, el dios del maravilloso sello discográfico de Menphis, la Stax records.

En marzo de 1967 , Otis Redding había destrozado a Europa con su espectáculo  de gran energía. Revolucionario De hecho, sus compañeros de banda aún se tambaleaban después de la desenfrenada recepción años después.Sin olvidar la revolución que organizó  con su actuación eterna en el festival de Monterrey, ese  mismo verano. 

Wayne Jackson el trompetista de su grupo , los Bar-Keys apuntaba:

“Los Beatles enviaron limusinas para que nos recogieran del aeropuerto. Pasamos de músicos de sesión haciendo cien, doscientos dólares a la semana , a un  tratamiento de superestrellas. Otis  era un fenómeno  “.

Con los éxitos de Stateside en el sello Stax de Memphis con Carla Thomas, incluyendo Tramp y Knock On Wood y una presentación espectacular en el Monterey Pop Festival de junio, la estrella de Redding estaba alcanzado cotas increíbles.

Incluso un  forzado descanso  por  problemas de garganta trajo una nueva dimensión en su composición, en su obra maestra,  (Sittin ‘On) The Dock Of A Bay, que  surgió mientras se relajaba en una casa flotante en Sausalito, al otro lado de la bahía desde San Francisco.El tema salió meses después y fue un increíble número uno.

Pero no viviría para ver disfrutar del éxito de su canción, ya que el 10 de diciembre, un avión ligero que llevaba  a Otis  Redding y los músicos de los Bar-Kays, que se aproximaban al Aeropuerto Municipal de Madison , con nubes bajas y niebla helada, se estrellaron contra el Lago Monona.

El avión golpeó las aguas heladas con una tremenda fuerza, dispersando terriblemente los restos del avión.Otis  Redding, además del guitarrista Jimmy King, el tecladista Ronnie Caldwell, el saxofonista Jones, el baterista Carl Cunningham, su  amigo Matthew Kelly y el piloto Dick Fraser ,todos,absolutamente todos murieron.

LA GRAN TRAGEDIA DEL SOUL. 

Lloramos”, dijo Isaac Hayes, productor / arreglista / tecladista en el sello  Stax.

Y recalca:

“Fue una gran conmoción. Porque él era una persona que representaba todo para la Stax,para la música “soul”. Cuando se van los gigantes , es como ‘¿Qué hacemos?' Simplemente morimos en  Memphis “.

El propio Mick Jagger dijo que jamás nadie había hecho una versión tan maravillosas de “Satisfaction” como la de Otis.