LA MUERTE COMO UN PERRO DEL GUITARRISTA DE MICHAEL JACKSON Y MADONNA

Paul Mc Cartney me dijo una vez con un rictus muy serio, casi trágico que “vivir de la música”  siempre será muy difícil, casi un ejercicio de supervivencia.

Me lo decía posiblemente el músico vivo que más ha ganado dinero con la música, con la difícil profesión de un arte que no se ve ni si puede tocar, sólo se puede escuchar.

Cuando me he enterado hoy de la muerte del gran guitarrista David Williamsa sus 58 años, como si se tratara de un “perro”, desantendido en un hospital de Virginia, porque no tenía seguro médico, me he acordado de las palabras de Paul, como si se trataran de estiletes.
Lo ha denunciado su mujer Deborah, que se queda con cuatro hijos sin poder mantener, que ha recordado donde está con la que ha trabajado tantas veces, donde está , incluso Van Halen, Chaka Khan y Lionel Ritchie, con los que ha ha tenido una especial relación a través de largas giras.
¿Se acuerdan del sólo de “Billi jean”. Era de Williams, como tantas otras cosas. Uno se pregunta donde se encuentra en estos casos el  famoso Hall of Fame, o los Grammys o el simple sindicato de músicos.Muy triste.
Abajo, una clase de guitarra que dió el propio Williams.