LA MALDICION DE ZIDANE Y EL CAOS DEL MADRID

Escucha REAL MADRID
en Amazon Music Unlimited (ad)

POR LA NATURALEZA DEL MOMENTO DEL REAL MADRID, REPETIMOS ESTE ARTICULO QUE HA APARECIDO EN la pagina web: elcortadordelcesped.com.

Alguien socio amigo me decía: «Vade Retro, Zidane». Como si último entrenador del Real Madrid hubiera sido el mismo diablo en estos últimos dos años y medio.

El caso es que es la segunda vez que se va sin acabar su contrato como entrenador. Su primera «hejira«, tras el título de Kiev, sé que no recibió ningún finiquito, pero tengo la sospecha que esta vez  al Madrid le ha costado unos veinte millones de finiquito.

Por eso decía que tenía que pensar en el futuro. El futuro eran los millones que Florentino Pérez le pagó para que se fuera. Ya estaba el argelino harto de que su primera «espantada» como jugador y la primera como entrenador, hubieran sido gratis. Pero esta vez, no tiene el futuro de las dos anteriores ocasiones.

Parece ser que Zidane  despreció un contrato con su viejo equipo, la Juventus, porque su  soberbia suponía con certeza que ganaría la Liga o la Champion. Nada menos. Ese es su castigo a su superchería a creerse un iluminado como entrenador, cuando el propio presidente sólo le llamaba el «alineador». Calificativo  que llegó a oídos del técnico.

Ahora tampoco tiene cita con la selección gala. En el PSG nunca lo querrán por ser de Marsella. ¿Le queda el Inter?. Creo que va a intentarlo con todas su fuerzas.

Pero lo cierto es que nos importa un pito donde vaya Zidane. Ya tiene bastante el pobre equipo adonde llegue. Zidane ha sido el grande con RamosKroosModricBaleCristiano y su ahijado BenzemaCon esos jugadores  cimentó su leyenda como entrenador madridista, cuando en realidad hasta mi tío entrenador hubiera hecho milagros con semejantes jugadores en estado de gracia como vivían.

Lo peor es que deja al Madrid como un equipo en tierra quemada. Vino como el redentor, el técnico que iba a revolucionar y remodelar la plantilla y ha terminado con sus cuatro viejos favoritos para salvarle el trasero. Casemiro, Kroos, Modric y Benzema, ayudado y magnificados por una temporada portentosa de Courtois.

Zidane ha dejado  un equipo muy viejo, sin prestigio ni futuro. Desde que volvió a ser entrenador del Madrid convirtió a Bale en un pelele, a James en un jugador retirado, a Ceballos como un petardo, a Achraf -ha sido campeón con el Inter- en un desaliñado. A Reguilón como un lateral mucho peor que Marcelo.

Regaló a Llorente al Atlético de Madrid para hacerle campeón.  A Oddegard acabó ridiculizándole. Como antes con Jovic.  Por no hablar de Valverde. Así hasta  acabar matando las oportunidades a ViniciusRodrygo, Valverde y convertirlo en jugadores irrelevantes y apenas sin futuro. Se ha dado con las narices a Militao,  cuando decía que se lo quería quitar de en medio.

Y, finalmente, su «operación Hazard» ha sido la más bochornosa recomendación en la historia del Madrid.

Pues, todavía hay cerriles chupatintas que piensan que Zidane ha sido el más grande entrenador que haya pisado en Santiago Bernabeu. Cuando, en realidad, siempre me ha parecido un «vendedor de crecepelos» para su calvicie.

La tragedia del Madrid sobrepasa el bochornoso metabolismo de Zidane. Ahora, el Madrid tiene a un presidente abrumado por las deudas, apremiado por el dinero fresco de J.P. Morgan, por lo que forzó una Liga de Campeones en las nubes,  sin tener nada atado ni estudiado.

Ha sido hasta  el hazmerreir como dirigente en el mundo. Acabó presentando su  maldito sueño en un programa barato y ridículo como «El Chringuito», a lo Georgie Dann . Vamos, un «programa de prestigio internacional».

Como consecuencia del gran entuerto, el Madrid puede ser castigado por la UEFA por tonto y por ilegal. Una sanción en estos momentos sería algo funesto y un problema grave para la misma existencia del club, en un sistema que ya insostenible.

Florentino se asemeja a un  presidente que parece un dictador perpetuo, el  Madrid tiene que ser ya una sociedad. Es signo de los tiempos. El decimonónico  patriarca Florentino Pérez no se da cuenta de ello.

Por si fuera poco, no hay ni financiación práctica para esa idea faraónica de un nuevo Santiago Bernabeu o Florentino Pérez. Que no hacía falta. Ni dinero en caja para imprescindibles fichajes, dado el trastorno caótico  y seísmo que ha dejado Zidane.

Jamás un entrenador dio más títulos y más problemas en la historia del Real Madrid. El momento es surrealista y grave. Y lo saben los madridistas. Es como la historia de una tragicomedia llamada «Zidane Pérez».

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.