ESTE domingo , los Grammys honrarán los ARTISTAS más conocidos, reverenciados y aclamados por la crítica del año pasado. Pero en una habitación escondida en Ludlow House, en el Lower East Side de Nueva York, apareció para presentar sin trampa ni cartón su tercer álbum.

Kimbra siempre proyecta un gancho y una potencia en su imagen carismática. Gancho y maravillosa técnica que ya demostró con el gran número uno de Gotye , “Somebody That I Used to Know,” ganando sus dos  primeros Grammys .

 

Kimbra aglutinaba principalmente versos de R & B, fusionados con coros de baladas tecno-pop.

Kimbra sorprendió a la multitud neoyorkina  con avances de su próximo álbum, “Primal Heart “, que no saldrá hasta mayo. Antes de tocar “Sweet Release”, una de las canciones más nuevas, informó a la multitud “Es hora de que bailes ahora mismo “. Ella siguió con las actuaciones de “Human” y “Top of the World”, que presentará en Seth Meyers la próxima semana.