Uno de los mejores temas de Inxs, donde Michael demuestra que era un cantante de largo recorrido.