LA GENEROSIDAD DE PHIL COLLINS LE PODRÍA CONVERTIR EN «TEJANO HONORARIO»

1075256
Con el cuchillo de Jim Bowie

A finales del pasado mes de junio informábamos en PYD de que Phil Collins iba a donar su colección (la más grande que se conoce) de objetos relacionados con la mítica Batalla del Álamo  a su lugar de procedencia histórica: San Antonio, Texas. La del Álamo fue una batalla de la revolución de Texas en la que ganaron los mexicanos, y que fue inmortalizada en canción en aquel magnífico “Remember The Alamo”, que cantaron DonovanJohnny Cash (abajo vídeo).

Pues bien, se ha sabido Collins viajó el martes allí para hacer efectiva la donación de toda su memorabilia al museo del histórico lugar. Se está construyendo un edificio especial para albergar la colección de Phil y que todo el mundo pueda verla. Hasta el momento de su inauguración la colección del Álamo de Phil Collins se haya temporalmente guardada en una casa de la zona.

Lógicamente la generosa decisión de Phil (se trata de un regalo de decenas de millones de dólares) ha provocado la alegría de los habitantes de la zona, que van a contar sin comerlo ni beberlo con un interesante museo y una inesperada fuente de ingresos. El comisario de las tierras Jerry Patterson ha dicho que tienen intención de declarar a Collins en un futuro próximo «tejano de honor».

Patterson le dijo: «Dios te bendiga, Phil Collins». Y Phil aseguró que su donación «completa el viaje de la colección para mí». Se cierra el ciclo de esos objetos, que vuelven a su lugar de origen.

0929_collins-crockett-crop-387x450
Phil a lo Davy Crockett

La colección del ex batería de Genesis consiste en 200 objetos de la célebre batalla de 1836. Por ejemplo el legendario cuchillo de Jim Bowie, un rifle y una bolsa de cuero que pertenecieron a Davy Crockett y un par de cuernos de pólvora que el héroe popular le dio a un oficial mejicano antes de morir. Pero su posesión favorita es un recibo de una silla de montar comprada por John W. Smith, un mensajero que rompió las líneas mexicanas intentando conseguir refuerzos.

Phil inició su colección en los años 80. Primero le hubiese gustado comprar una carta de Crokett que vio en la tienda Gallery of History, pero era excesivamente cara, incluso para su bolsillo. Pero su tercera esposa le regaló por Navidad el citado recibo de la silla de montar, y a partir de ahí Collins no paró de comprar objetos relativos a aquella efemeride americana.

Incluso llegó a escribir un enorme libro, “The Alamo and Beyond: A Collector’s Journey”, publicado hace dos años.

Phil Collins donates Alamo artifacts to the State of Texas
Al menos 200 objetos donados

Phil se pregunta por qué no se enamoró de un acontecimiento británico en lugar de uno americano. Ha explicado que su amor hacia El Álamo, no sólo la batalla sino el lugar (de ahí la desinteresada donación), comenzó cuando sólo tenía 5 años, cuando vio por TV las miniseries “Davy Crockett”. Phil Collins jugaba con sus soldados de juguete a la Batalla del Álamo, según él mismo ha confesado.

El músico ha asegurado que a partir de ahora cada nuevo objeto que compre obrará en su poder un mes, y luego lo enviará a San Antonio.

Así están las cosas, mientras unos roban lo de todos, otros donan generosamente una colección millonaria que les pertenece en exclusiva y por la que podrían sacar enorme tajada.

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.