Madonna se ha llevado críticas hasta en el paladar por hacerse esta foto en una favela de Río de Janeiro en que mueren muchas personas, en medio de la pobreza. A ella le parece gracioso “cool”. A punto de cumplir los 60 años no puede hacer de mamarracha.