LA FOTO DE PRINCE, PENELOPE Y BARDEM

Pe y Bardem, no tuvieron miedo al ridículo