La familia de la recientemente fallecida ha expresado su ira con los responsables de los premios Grammy por considerar que su recuerdo en la gala fue mínimo, casi anecdótico.

Los Grammy recordaron a la hija de Nat King Cole en un montaje memorial la noche del lunes, pero Natalie no recibió el trato que se les dispensó a David Bowie, BB King y Glenn Frey. Eso es lo que les ha dolido.

Las hermanas Timolin y Casey han citado la falta de memoria, y han dicho que la breve mención de su muerte fue “mediocre”.

En declaraciones a Entertainment Tonight, manifestaron:

“Las palabras no pueden expresar la indignación y absoluta decepción por la falta de respeto del tributo, o falta de el, a una artista legendaria como nuestra hermana”.

El hijo de Natalie Cole, Robert Adam Cole Yancy añadió:

“He aquí a una mujer que ha estado en el negocio durante cuatro décadas, tuvo 21 nominaciones al Grammy y ha ganado nueve Grammys”.

“Se merecía más que ser parte de un minuto y medio de homenaje. Fue descarada la manera en que redujeron al mínimo su legado”.

“Vamos a encontrar consuelo en su legado, así como en sus interminables fans de todo el mundo”.

La familia de Natalie Cole está cargada de razón. Resulta increíble que no prestaran más atención a alguien casi de la casa. Con lo fácil que hubiera sido dedicarle una canción, que algún artista hubiera hecho una versión de su repertorio…