La familia de ha agradecido a todos sus seguidores el “amor y apoyo” demostrado en los últimos días tras la muerte del artista. Han dicho estar “abrumados y agradecidos”.

Bowie murió el pasado domingo 10 de enero a los 69 años, tras 18 meses de lucha contra el cáncer de hígado que sufría. Poco tiempo después de su deceso fue incinerado en privado sin ningún tipo de ceremonia, rito o velatorio, y sin la compañía o presencia de ningún familiar o amigo.

Ayer la familia hizo público un mensaje a través de la página oficial de Facebook de David Bowie. Es el siguiente:

“Gracias. La familia de David Bowie está preparando actualmente una ceremonia privada para celebrar la memoria de su amado esposo, padre y amigo”.

“Piden una vez más que su privacidad sea respetada en estos momentos tan delicados. Estamos abrumados y agradecidos por el amor y el apoyo mostrados en todo el mundo”.

“Sin embargo, es importante señalar que si bien los conciertos y homenajes previstos para las próximas semanas son bienvenidos, no son conmemoraciones oficiales organizadas o planeadas por la familia”.

“Al igual que todos y cada uno de nosotros encontramos algo único en la música de David, invitamos a celebrar a todo el mundo a celebrar su vida como mejor les parezca”.

Parece que con este comunicado la familia de Bowie quiere agradecer los homenajes a su persona, pero dejar clara la ausencia de auto homenajes o autobombo. Todo lo relativo a la desaparición física del artista se ha llevado a cabo con la mayor discreción, privacidad, incluso secretismo.